APPLE LOGRA QUEDARSE CON EL PRIMER LUGAR EN VENTAS DE SMARTPHONE

Sitio especializado revela los estados de ventas de los últimos cuatro meses del 2014, que señalan que Apple logró vender más unidades que Samsung, eso sí con una mínima diferencia en lo que a unidades se refiere

Tras ser durante mucho tiempo el habitual protagonista de segundos lugares en varios rankings en el nicho de ventas de smartphones a nivel mundial, al fin Apple ha logrado superar a Samsung en lo que a unidades comercializadas se refiere, sellando así finalmente meses llenos de actividad y esfuerzos comerciales y de marketing que finalmente dieron sus frutos. Y su logro tiene un solo nombre, IPhone 6 y Iphone 6 Plus, modelos que no sólo han logrado catapultar a la compañía de la manzana al primer lugar del pódium de ventas globales, sino que además han hipnotizado al mercado con sus diseños y aplicaciones que han sido aceptados mundialmente como pocas veces antes se había visto. Desafortunadamente para Samsung, el éxito de Apple es también en gran parte obra suya, ya que aún los expertos -y sus propios clientes- no logran comprender el retraso en la salida y liberación de un equipo que se había anunciado como el que llevaría a la empresa coreana a liderar todos los rankings, el Samsung Galaxy S6, modelo que aún sigue haciéndose esperar para mostrar sus encantos.

De acuerdo con los estadísticas entregadas recientemente por el sitio especializado TechCrunch, referentes a los últimos estados financieros de ventas en la industria de la telefonía móvil, Apple resultó claramente vencedor en los últimos cuatro meses del 2014, vendiendo 74.832.000 unidades, apenas 1.800.000 más que Samsung. Estas cifras son definidas por el sitio como una rotunda victoria de Aple, que demuestra que el legado del fallecido fundador de la transnacional de la manzana, sigue por el camino que el mismo forjó para la empresa, que siempre apostó a estar por sobre su competencia directa, hecho que sin duda debe estar haciendo sobarse las manos a Steve Jobs esté donde esté.A pesar de los buenos guarismos, los indicadores de venta que pusieron a Aple en el primer lugar, no dejan a sus ejecutivos satisfechos, ya que es demasiado corta la brecha que lo separa de sus archirrival surcoreano, compañía que había mantenido el liderato desde el 2011 y que para el cierre del año que recién concluyó, optó por equipos de gama baja y media para competir en un nicho tremendamente volátil, dejando al Galaxy S5, un teléfono de gama alta considerado como un verdadero “súper monstruo tecnológico”, prácticamente entregado a su suerte y al apetito voraz de marcas más dispuestas a ser tal vez menos desarrolladas tecnológicamente, pero más cercanas en precios al alcance de los consumidores. Al final, en el recuento absoluto de todo el 2014, Samsung se mantuvo a la cabeza por un amplio margen, mientras Lenovo dio la sorpresa colándose al cuarto sitio.

Como corolario habría que decir que la pelea sigue dándose golpe a golpe entre las grandes marcas que hoy habitan la cumbre en lo que a ventas de smartphones se refiere, Apple y Samsung, especialmente en el segmento de gama alta. Para las dos transnacionales, el campo de batalla y las armas a utilizar, están más que claras y la cancha está rayada. Por ahora, son los colores de la manzana los triunfadores, quienes en una magistral jugada lograron presentar primero su última joyita, el Iphone 6 y el Iphone 6 Plus, equipos que a la luz de los resultados habría sido espléndidamente recibidos por lo usuarios.

Una nueva lucha comienza ahora, con el anuncio del Samsung Galaxy S6 Edge y su confrontamiento directo con el iPhone 6 Plus de Apple. En el papel, las comparativas parecieran privilegiar a la propuesta de la compañía surcoreana, la cual según los rumores, viene a “romper con todo y todos”, dispuesta a retomar el lugar que le fue arrebatado por Apple. Habrá que espera el lanzamiento de ese nuevo equipo y comprobar in situ si las proyecciones -e ínfulas- de la marca corana, tienen o no razón. La única forma de demostrarlo, está en las unidades de venta que puedan lograr comercializar. Como siempre, el mercado tiene la última palabra.