¿QUÉ TAN SEGUROS ESTÁN TUS DATOS?

La seguridad es algo que nos preocupa a todos. Nuestros seres queridos, nuestro dinero, nuestras posesiones, son cosas preciadas para nosotros y siempre buscamos evitar que algo malo les suceda. Consejos para mantener a salvo las cosas y personas que más nos importan hay muchos, pero su seguridad no siempre depende de nosotros.

Lo mismo pasa con toda la información, personal y de negocios, que almacenamos en nuestros dispositivos. Con los avances tecnológicos, estamos cada vez más expuestos a que los llamados “piratas cibernéticos” vulneren la seguridad de sistemas operativos, redes sociales, correos y equipos personales para obtener números de cuentas de bancos, “hackear” redes sociales y correos electrónicos, y hasta identidades. No hay límite.

Cuando uno utiliza un dispositivo, sea la marca o sistema operativo que sea, confía en que cuenta con las medidas de seguridad necesarias para que su información esté a salvo. Lo mismo pasa con la nube, el usuario deposita su confianza en el proveedor de cómputo en la nube para que mantenga sus datos seguros y protegidos.

Y aunque no toda la responsabilidad debe caer del lado de las empresas (el usuario también debe poner de su parte), en ocasiones no hay contraseña, antivirus, o cualquier otra medida de seguridad por parte del usuario, que detenga un ataque cibernético. Cada vez es más común que cierta red social fue vulnerada y quedaron expuestos los datos de miles de usuarios o que un sistema operativo presenta brechas de seguridad o que incluso esos dispositivos que no requerían utilizar anti-virus, ahora también son vulnerables a ataques.

Como usuarios que utilizamos tecnología a diario (me incluyo en la lista), no queremos dejar de publicar fotos, blogs, actualizaciones en redes sociales, o cualquier otra cosa en internet por temor a que nuestra información sea robada. Así como nuestras posesiones más queridas, queremos que nuestros datos y nuestra información estén protegidos en los dispositivos que utilizamos a diario, pues hasta cierto punto, también son parte de nuestra vida laboral y personal. Lo que menos queremos al iniciar el día es pensar que estamos en riesgo de perder nuestros datos porque nuestros dispositivos no nos ofrecen el soporte de seguridad que nos permita confiar a plenitud en ellos.

Se trata este tema porque, como se menciona líneas arriba, la responsabilidad de la seguridad de los datos es compartida, y si le vamos a confiar nuestros datos a un tercero, hay que buscar una empresa que ofrezca una plataforma segura, que tenga un compromiso sostenido de mantener nuestros datos protegidos y que tanto en sitio como en la nube, podamos dormir tranquilos, con la confianza de que nuestra información se encuentra en buenas manos.

En TIBOX te asesoramos para que tengas todos tus datos e información 100% resguardada. Mantén tu empresa en la nube.